domingo, 4 de diciembre de 2011


Sus pasos eran cada vez más lentos.Solamente quería disfrutar más del hermoso paisaje de tonos ocres que se extendía delante de ella.Disfrutaba del olor a otoño,de la suave brisa ondeandole el cabello y del sonido de las hojas rojizas al pisarlas.Miró hacia el cielo,y las miles de golondrinas que lo decoraban la hicieron sonreir.En ese momento deseó ser un pájaro,para volar libre,sin preocupaciones.Suspiró.Nunca sería más que una humana hundida en la más profunda monotonía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario